En un comienzo los síntomas son iguales a los de cualquier virosis o resfriado común, que dura cinco días promedio. Pero los síntomas de la influenza AH1N1 en vez de disminuir, van en aumento, en intensidad y duran más tiempo que una gripa común. Los señales principales son:

- Fiebre, que puede ser intensa y de 39 grados centígrados

- Estornudos

- Ardor ocular

- Congestión nasal

- Dolor muscular intenso

- Dolor de cabeza

- Vomito

- Diarrea

- Falta de apetito

- Dolor de garganta

Dificultad respiratoria, es uno de los últimos signos en aparecer y ello indica la virulencia o agresividad del virus.