inclusão de arquivo javascript

HEADER MARKUPS

 
 

Latam » Juegos Olimpicos » mx » mx

 12 momentos de atletas mexicanos en Juegos Olímpicos
04 de mayo de 2012 19h35 {data}2012-05-04{/data}{hora}19:35{/hora} {data}2012-05-07{/data}{hora}20:40{/hora}

12 momentos importantes en la historia del deporte mexicano en los Juegos Olímpicos. Foto: Mexsport

12 momentos importantes en la historia del deporte mexicano en los Juegos Olímpicos
Foto: Mexsport

En la historia del olimpismo, México y sus atletas han vivido momentos dramáticos, curiosos, de éxitos y tragedias. Aquí 12 de esos episodios.

LA PRIMERA MEDALLA OLÍMPICA

1.- En los Juegos Olímpicos de París 1900, México consiguió su primera medalla olímpica luego de empatar en el tercer lugar en el polo ecuestre con el conjunto franco-británico de Bagatelle.

Cabe destacar que en aquellos Juegos Olímpicos hubo cuatro equipos que compitieron combinados, siendo México y Estados Unidos uno de ellos, al cual se denominó equipo Norteamérica.

Los otros tres eran: Foxhunters, compuesto por jinetes de Inglaterra-Estados Unidos; Rugby, combinado de Inglaterra y Francia; y Bagatelle, también con los locales Francia e Inglaterra.

El lugar en donde se llevó acabo la competencia el 28 de mayo de 1900 (el Campo de Polo de Bagatelle), era un campo de hierba silvestre donde se ejercitaban algunos jinetes, entre ellos el conde la Rochefoucauld, al que un entrañable amigo, Manuel Escandón y Barrón, de nacionalidad mexicana, le había propuesto en varias ocasiones convertir esas tierras en un campo de polo.

El equipo Norteamericano estaba conformado por los hermanos mexicanos Eustaquio, Pablo y Manuel Escandón Barrón (los mismos que hicieron la sugerencia del campo), quienes junto al estadounidense William Wright, sumaron esa presea de bronce.

Sin embargo, esta medalla no fue reconocida como oficial en los anales del olimpismo, precisamente por tratarse de equipos y no de selecciones. A los tres primeros lugares se les premió con hermosas charolas de plata; por cierto, la que correspondió a los hermanos Escandón, está extraviada.

EL HISTÓRICO EQUIPO "DEL ROJO Y EL COLORADO"

2.- Por primera y única vez, en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936, México obtuvo medalla en el basquetbol. Esa selección era conocida como "el equipo del Rojo y el Colorado", pues era comandada por el entrenador Alfonso Rojo de la Vega y su asistente principal era Leoncio Colorado Ochoa.

El color de la presea de la quinteta mexicana fue de bronce luego de superar al representante de Polonia 26-12.

El torneo se celebró entre el 7 y el 14 de agosto de 1936 en Berlín en donde fueron registrados 23 equipos (el número más alto de selecciones junto a la edición XIV) aunque tanto España como Hungría boicotearon el torneo y decidieron retirarse antes del primer partido, mientras la quinteta de Perú lo hizo antes de jugarse los cuartos de final.

Tan sólo once jugadores conformaban el equipo mexicano: Carlos Borja, Víctor Borja, Rodolfo Choperena, Luis De La Vega, Raúl Fernández, Andrés Gómez, Silvio Hernández, Francisco Martínez, Jesús Olmos, José Pamplona, Greer Skousen.

En la semifinal, la selección mexica perdió 25-10 ante los Estados Unidos, equipo que a la postre se coronaría superando a Canadá. Sin embargo, por vez primera en el torneo la poderosa escuadra norteamericana no sumó más de 30 puntos en ese partido a lo largo de todos los Juegos.

En su debut el 7 de agosto, México derrotó 32-8 a Bélgica. Dos días después perdieron 30-32 ante Filipinas, atribuido principalmente a la división que existió entre los jugadores que eran originarios del estado de Chihuahua y los del Distrito Federal, por la rivalidad que ya existía entre ellos tiempo atrás.

Gracias al trabajo del entrenador Alfonso Rojo, se minimizaron las diferencias y pudieron derrotar a los italianos por 34-17 para avanzar a semifinales.

LOS CLARO OBSCUROS DE UN ÍDOLO

3.- La vida post Juegos Olímpicos del ídolo Joaquín Capilla Pérez han sido reconocidas como una de las grandes tragedias del deporte olímpico mexicano.

Nacido el 23 de diciembre de 1928, Capilla comenzó a desempeñarse como nadador sin embargo, a los 15 años se decidió por los clavados, comenzando la tradición ganadora mexicana.

En los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952 y Melbourne 1956, sólo un atleta ganó medalla para la delegación mexicana. El clavadista Joaquín Capilla ganó plata en la capital de Finlandia y cuatro años después obtuvo la presea dorada (plataforma) y un tercer lugar (trampolín). Cuatro años antes había comenzado su cosecha en los Juegos Olímpicos de Londres 48 al obtener el bronce desde la plataforma de 10 metros. De esa manera se convirtió en el mexicano que más preseas ha ganado en Juegos Olímpicos con un total de cuatro, récord que sigue vigente.

En la gran final de la plataforma de 10 metros, el 6 de diciembre de Melbourne 1956, la tensión era intensa en la ciudad australiana, pero Joaquín Capilla, mostrando serenidad y sangre fría superó primero a los favoritos Connor y luego a Tobian para ganar la primera medalla de oro en clavados para México.

"En el último clavado estaba muy nervioso. Me subí y pensé ¿qué necesidad tienes Joaquín, podrías estar con tus amigos¿. Que me tiro, entré derechito. Salí y pensé ´que bruto, fue un clavadazo´", se escribió en varios diarios sobre palabras emitidas por Capilla.

Sin embargo, el gran ídolo mexicano tuvo problemas con el alcohol, perdió dinero y varias propiedades que le habían sido obsequiadas, sin dejar de lado que comenzó a alejarse por esos mismos problemas de su familia.

"Mi hermano me daba unos vales para ir a desayunar, pero un día me dijeron en el restaurante que ya no fuera porque se dieron cuenta que me llevaba las propinas", confesó en una entrevista años después.

Los Juegos Olímpicos de México 1968 significaron otra decepción para el ex clavadista. Estaba Ilusionado en que sería el encargado de encender el pebetero del estadio olímpico de Ciudad Universitaria pero las autoridades prefirieron a la atleta Enriqueta Basilio.

Sólo en sus últimos años de vida la figura de Joaquín Capilla volvió a ser cobijada. Recibió la beca vitalicia que se otorga a todos los ganadores de medalla olímpica y fue ayudado para remodelar su departamento.

En 2009 recibió el Premio Nacional de Deportes y falleció el 8 de mayo de 2010 en la Ciudad de México.

UN "TIBIO" QUE CALENTÓ A TODO MÉXICO

4.- El 22 de octubre de 1968 la sociedad mexicana vivió y explotó con uno de los momentos deportivos más importantes y extraordinarios en la historia gracias a un joven nadador de apenas 17 años de edad, apodado "El Tibio" y de nombre Felipe Muñoz Kapamas.

Contra todos los pronósticos, Muñóz derrotó (en un evento que se transmitió a nivel mundial) a los soviéticos Vladimir Kossinski, a Nicolai Pankin, quienes presumían los récords mundiales en los 100 y 200 metros pecho o braza, a los norteamericanos Job y Phillips Longs, al japonés Osamu Tsurumine, y al alemán Egon Henninger, poseedor del récord mundial en distancia.

"El Tibió" hizo vibrar a todo México tras superar a Vladimir Kosinsky cuando faltaban 25 metros de distancia. Su tiempo fue de 2 minutos 28 segundos y setenta centésimas. Esa fue y ha sido la única medalla de oro en la natación para México en Juegos Olímpicos.

Faltando 10 metros para llegar a la meta Felipe Muñoz superó el quinto lugar con el cual tocó los primeros 50 metros y el cuarto sitio después de 100 metros.

Esa fue la segunda medalla de oro en natación para Latinoamérica después de 36 años, cuando en 1932 en Los Ángeles, Alberto Zorrilla, de Argentina, ganó la medalla de oro en los 400 metros libres.

Hay varias teorías sobre el origen de su apodo, pero el más certero es que lo apodaron "El Tibio", porque su padre es nativo de Aguascalientes y su madre del poblado de Río Frío, Estado de México.

LA PRIMER MEXICANA DORADA

5.- El 18 de septiembre del año 2000, terminó la sequia de medallas doradas en la rama femenil para México en unos Juegos Olímpicos.

Después de 32 años de que la esgrimista Pilar Roldán obtuviera plata en su especialidad, la mexiquense Soraya Jiménez se consagró como la primera medallista de oro para México en la máxima justa deportiva después de ganar en la prueba de halterofilia o levantamiento de pesas.

Jiménez se presentó al Centro de Convenciones de Sydney para levantar 225.5 kilogramos y de esa manera conseguir el histórico título olímpico. Dicha presea además significó la décima de oro para México, primera desde 1984 y primera en la historia para una mujer.

En la ronda final, la gran favorita, la norcoreana Ri Song, levantó 97.5 kg en arranque contra 95 de Soraya Jiménez, pero en su último intento excedió los 10 segundos reglamentarios y levantó 122.5 kilos para totalizar 220 kg. Segundos después vino Jiménez para levantar 127.5 y sumar 225.5 y conseguir así la medalla de oro.

Cabe destacar que esta fue la primera vez que se permitía en el programa olímpico que las mujeres participaran en esta especialidad y el destino determinó que fuera una mexicana la que se llevará el título en la categoría de 58 kilogramos.

Soraya estuvo muy cerca de no asistir a los Juegos Olímpicos después de perder motivación ante el poco apoyo que recibió de su Federación por el hecho de ser mujer en un deporte considerado para hombres así como por las tres cirugías que ya había sufrido en su rodilla izquierda producto de las lesiones por la práctica de la misma disciplina.

UN ÉXITO SIN EL PESO MERECIDO

6.- Aunque muchos pronosticaban el oro para México en la prueba de 400 metros planos femenil durante los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, la presea plateada que obtuvo la velocista Ana Gabriela Guevara es uno de los más grandes momentos históricos para su país.

El 24 de agosto de aquel año, prácticamente todo México estaba observando la prueba de la sonorense quien un año antes se había convertido en un ídolo deportivo tras proclamarse campeona mundial de la especialidad. Sin embargo, a Atenas llegaba con una lesión en el tendón del pie izquierdo que desde un principio ponía en duda si conseguiría reafirmar ese número uno que ostentó en el 2003. Tras superar las etapas eliminatorias, llegó el gran día para el atletismo mexicano el cual nunca había visto a una de sus deportistas ganar una presea olímpica.

Sin emplearse a fondo, avanzó a cuartos de final con tiempo de 50:93 segundos para pasar en primer lugar de su "heat". Luego obtuvo un tiempo de 50:15, imponiendo la mejor quinta marca en una semifinal.

La gran rival de Guevara siempre fue la bahamesa Tonique Williams, con quien alternó en varias ocasiones la cima en la Liga dorada de Atletismo y campeonatos mundiales. En la final de los Juegos Olímpicos de Atenas, la caribeña logró imponerse a la mexicana en una emocionante competencia con un tiempo de 49:41 segundos, por los 49:56 de Ana Gabriela, mientras la rusa Natalia Antyukh, fue tercera con un crono de 49:89 segundos.

El logro de Guevara Espinoza, una de las máximas hazañas del olimpismo mexicano, no tuvo el peso en todos los sectores de la sociedad mexicana, luego de estar acostumbrados a verla siempre como la número uno.

EL LLANTO DE UN MEDALLISTA OLÍMPICO

7.- Con Víctor Estrada Garibay, México comenzó la cosecha de éxitos olímpicos en el Taekwondo. Sin embargo, la medalla de bronce que obtuvo en los Juegos de Sydney 2000 dejó un contrastante sabor de boca entre los mexicanos y el propio taekwondoín.

A los primeros Juegos del siglo XXI, Estrada llegaba con un récord impresionante de victorias y éxitos en su categoría. sin embargo, una inesperada derrota en la ciudad australiana ante el cubano Ángel Valodia Matos Fuentes, lo dejó sin posibilidades de pelear por el oro y "conformarse" con buscar el tercer lugar.

Era el 29 de septiembre de 2000 cuando se escribió la historia contrastante para el deporte mexicano. Aunque el gran favorito de la delegación tricolor para ganar un oro había perdido en una difícil y polémica batalla contra el competidor cubano y dejado escapar esa gran oportunidad, horas después le daba a México su sexta medalla olímpica en los Juegos de Sydney, aunque como el mismo Estrada declaró después, "si pero es de bronce".

Víctor recuerda que tras la derrota con Matos Fuentes "Iba caminando al área de descanso y, la verdad, no me caía el veinte. Me tardé mucho en el vestidor. Allá, en el fondo, me senté en el suelo y me puse a llorar. Como que no lo creía. Pensaba que era una pesadilla. Y empecé a reflexionar: ´¿qué hice mal?´; y empecé a recorrer el pasado y como si me sirviera de consuelo en esos terribles momentos, me decía ´no he sido un mal hijo´, ¿por qué? No me merezco esto. El punto era de casi un reclamo a Dios. Según lo sentía, no merecía lo que me había sucedido, y durante una hora me mantuve solo, me puse una toalla en la cabeza y no quería que nadie me hablara".

Tras el receso, el atleta mexicano se rencontró con sus padres: "Estaban los dos con los ojos enrojecidos. Mi papá me abrazó y después lo hizo mi mamá. Y fue ella quien me gritó: "Ve por esa medalla de bronce..." Y me puse a chillar con ellos. Los tres decidieron, por el momento, olvidar el asunto. Lo mejor: irse a comer".

Gracias a que el cubano no volvió a perder en los siguientes combates, el reglamento le permitió a Estrada Garibay disputar la medalla de bronce y derrotar horas después al sueco Roman Livaja con marcador de 2-1 y con ello ser un deportistas olímpico.

UN AFICIONADO CON PUNTERÍA DE MEDALLISTA

8.- La cosecha de medallas olímpicas para México en los llamados Juegos de la era moderna comenzó el 3 de agosto de 1932 en los Juegos de Los Ángeles. Fue un joven de 20 años de edad quien se convirtió en el primer medallista mexicano al ganar la presea de plata en la prueba de tiro con rifle a 50 metros. Se trataba de Gustavo Huet Bobadilla.

Sin una infraestructura deportiva en México, Huet entrenaba en el patio de su casa y tras inscribirse a la convocatoria que se publicó en los periódicos para formar parte del selectivo de tiro, el joven aficionado a este deporte pudo viajar con la delegación mexicana a los terceros Juegos Olímpicos de la época moderna.

El tiro era la más elitista de todas las pruebas olímpicas. Los tiradores -sobre todo los europeos- pertenecían a ricas familias de abolengo y algunos de ellos se presentaban a la competencia vestidos de frac, cubiertas las manos con guantes blancos; en los labios la inseparable pipa y a su lado un mozo como ayudante.

Aunque Gustavo Huet también pertenecía a una familia de abolengo, tanto su ropa como su carabina estaban muy lejos de ser de la calidad y tecnología que la de los demás competidores.

En la competencia el deportista mexicano acumuló 294 aciertos y aunque eso parecía darle en automático el primer lugar, se produjo un largo debate porque los jueces, que al parecer no encontraban la perforación en un disparo del sueco Bertil Ronnmark, decidieron otorgarle también al europeo 294 blancos por lo que fue necesario, al día siguiente, una ronda de desempate.

Al último disparo, Huet llegó empatado con Ronnmark pero finalmente en esa ronda el sueco acertó y el mexicano falló para que se decretara su segundo lugar y medalla de plata por tan sólo un punto de diferencia.

LA MARCHA OLÍMPICA SE VESTÍA DE TRICOLOR 9.- México dominó la prueba de marcha en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984. Fue tal el dominio, que la delegación tricolor obtuvo tres preseas en dicha especialidad, la cual debutaba en el programa olímpico y dos de ellas fueron en la misma prueba, la de 20 kilómetros.

Ante 70 mil espectadores que se dieron cita en el Memorial Coliseum el 3 de agosto de aquel año, los andarines mexicanos Ernesto Canto y Raul González hicieron el histórico 1-2 para su país, segunda ocasión para México desde la prueba de salto individual de equitación en los juegos de Londres 48.

Un total de 39 marchistas iniciaron la competencia de 20 kilómetros en las primeras horas de ese día. El favorito italiano Mauricio Damilano marchaba al frente, justo a la mitad de la competencia codo con codo con Canto, escoltados ambos por el canadiense Leblanc y por González. Entre los kilómetros 15 y 18 el italiano intentó un escape que su propio cuerpo no pudo sostener y al doblar la esquina sur de Boulevard Exposition, sólo los mexicanos mantuvieron el ritmo.

Ernesto Cantó cruzó la meta con un tiempo de 1 hora, 23 minutos y 12 segundos. Raúl González llegó en segundo lugar siete segundos después para consumar el histórico 1-2 para México. Ocho días después González ganó su segunda medalla de los Juegos y primera de oro al quedarse con la prueba de 50 kilómetros.

Esa ha sido la última ocasión en la que dos banderas mexicanas han izado en lo más alto tras una competencia olímpica.

10.- Una de las mayores decepciones y fracasos para el deporte olímpico mexicano fue en la edición de Barcelona 1992.

Raúl González, presidente de la Comisión Nacional del Deporte y Cultura Física (CONADE) había pronosticado 9 medallas antes de los Juegos. Pero la realidad fue otra y muy dura. Sólo se obtuvo una y fue de plata aunque originalmente era de bronce pero gracias a la descalificación del ganador del segundo lugar, cambió de color.

México viajó a los primeros Juegos realizados en territorio español con 140 deportistas y con la promesa de que serían los mejores para la delegación fuera de su territorio, pero todo resultó mal.

Tan sólo el marchista Carlos Mercenario evitó que se regresara con las manos vacías y fuera peor el fracaso al obtener el segundo lugar en la prueba de 50 kilómetros. El mexiquense ingresó al tartán del Estadio Olímpico de Montjuic en el tercer sitio pero la descalificación del polaco Robert Korzeniowski permitió que el tiempo de 3 horas, 52 minutos y 9 décimas se convirtieran en un crono merecedor de la presea de plata.

Antonio Aguilar Darriba fue el jefe de la delegación mexicana en los Juegos Olímpicos de Barcelona, mientras el medallista de bronce en los Juegos de Seúl 88, Jesús Mena Campos fue el abanderado nacional.

LA VERGONZOZA VISITA AL BAÑO EN PLENA COMPETENCIA 11.- El maratón en Atenas 2004, evento con el cual se acostumbra cerrar los Juegos Olímpicos, fue desastroso y vergonzoso para México a pesar de que se tenían buenas expectativas.

Andrés Espinosa, José Hernán Palalia y Procopio Franco fueron los atletas que tomaron su lugar y este último fue el mejor al terminar en el sitio 55 a pesar de que tuvo que visitar el baño en cinco ocasiones.

"Tuve que ir al baño unas cinco veces porque me dio diarrea, no sé qué comí la noche anterior, pero algo me cayó mal. Sin embargo, no hay pretextos, no pudimos hacer una buena carrera y las cosas se dieron mal", declaró Franco después de la competencia.

A la entrada al Estadio Panathinaiko, Franco se llevó las manos al estomago, en señal de dolor y eso fue lo que no le permitió hacer una buena competencia a pesar de haber salido con mucha fuerza durante el trayecto inicial.

"Fui como unas cinco veces al baño, cuando apenas íbamos en el kilómetro 11 y cuando decidí alcanzar al grupo puntero ya no era posible" porque la ventaja era grande y a pesar del esfuerzo no pude hacerlo bien", siguió justificando ante los medios de comunicación.

Añadió que cenó a las ocho de la noche algo ligero y este día comió al mediodía, pero antes de salir a la competencia comenzó a sentir fuertes dolores estomacales y ganas de vomitar.

Cabe destacar que Procopio ya era un personaje histórico por ser un atleta de origen humilde, de padres agricultores que tuvieron su primera televisión en casa hasta que Franco tenía 8 años, edad en la que conoció la maratón.

TRAMPA Y RIDÍCULO A NIVEN INTERNACIONAL

12.- Una de las mayores vergüenzas internacionales (y nacionales) la vivió la delegación mexicana en la prueba de marcha de 20 kilómetros de los Juegos Olímpicos de Sydney 2000.

El andarín Bernardo Segura se atrevió a cruzar la meta simulando ser el vencedor de la prueba e inclusive, dar la vuelta olímpica con la bandera mexicana y contestar una llamada del presidente de México, Ernesto Zedillo, quien los felicitó por su supuesta medalla de oro.

Sin embargo, desde antes el marchista había sufrido su segunda amonestación y por ende, estaba descalificado. Como las cámaras de televisión no mostraron esa imagen en el momento, Segura trató de sorprender a todos haciendo "el teatro" de que era el vencedor.

¿Lo único que puedo hacer es felicitarlo porque fue muy inteligente, más inteligente que yo, desde el momento en el que me hizo caer en un error, hizo caer en un error al estadio e hizo caer a México en un brutal error¿, declaró horas después Mario Vázquez Raña, presidente del Comité Olímpico Mexicano en ese momento.

"Me fui hasta el fondo del asunto en la defensa, pero fui el tonto más tonto de los tontos", agregó el directivo. "Nos manifiestan que sí lo sabía, que él llegó a la meta con pleno conocimiento de las tres amonestaciones", lo evidenciaron las autoridades deportivas.

Tras la descalificación de Segura, el polaco Robert Korzeniowski se adjudicó el oro y la plata fue para el mexicano Noé Hernández.

La delegación mexicana presentó una protesta ante la Federación Internacional de Atletismo Amateur que fue rechazada tras la declaración de los tres jueces que aseguran haber amonestado al mexicano.

Londres 2012 en Terra

Terra, la mayor empresa de internet en América Latina, transmitirá en vivo y en alta definición (HD) todas las modalidades de los Juegos Olímpicos de Londres, que se disputarán entre el 27 de julio y el 12 de agosto de 2012. Con producciones especiales y el acompañamiento diario de los atletas, la cobertura contará con notas, videos, fotos, debates, participación del internauta y repercusión en la redes sociales.

Sigue junto a Terra todo sobre los Juegos Olímpicos:
» Entérate de la programación
» Sigue la agenda y los resultados de las Olimpiadas
» Revisa la clasificación del medallero olímpico
» Conoce los atletas que compiten en cada deporte

Terra
  1. Los hermanos mexicanos Eustaquio, Pablo y Manuel Escandón Barrón y el estadounidense William Wright, sumaron la medalla de bronce en París 1900  Foto: ARCHIVO/Terra

    Los hermanos mexicanos Eustaquio, Pablo y Manuel Escandón Barrón y el estadounidense William Wright, sumaron la medalla de bronce en París 1900

    Foto: ARCHIVO/Terra

  2. Equipo mexicano de basquetbol que ha conseguido la única medalla de la especialidad en Juegos Olímpicos  Foto: ARCHIVO/Terra

    Equipo mexicano de basquetbol que ha conseguido la única medalla de la especialidad en Juegos Olímpicos

    Foto: ARCHIVO/Terra

  3. Joaquín Capilla, pasó de ídolo al olvido tras sus problemas de alcoholismo después de ganar sus medallas olímpicas  Foto: ARCHIVO/Terra

    Joaquín Capilla, pasó de ídolo al olvido tras sus problemas de alcoholismo después de ganar sus medallas olímpicas

    Foto: ARCHIVO/Terra

  4. Felipe Muñóz Kapamas sorprendió al mundo al obtener la medalla de oro en la prueba de 200 metros pecho en México 1968  Foto: ARCHIVO/Terra

    Felipe Muñóz Kapamas sorprendió al mundo al obtener la medalla de oro en la prueba de 200 metros pecho en México 1968

    Foto: ARCHIVO/Terra

  5. Soraya Jimémez se convirtió en la primera atleta mexicana en ganar una medalla de oro y lo hizo en un deporte que se consideraba exclusivo para los varones  Foto: Mexsport

    Soraya Jimémez se convirtió en la primera atleta mexicana en ganar una medalla de oro y lo hizo en un deporte que se consideraba exclusivo para los varones

    Foto: Mexsport

  6. La velocista Ana Gabriela Guevara hizo historia en Atenas 2004 pero su segundo lugar no dejó satisfechos a todos los mexicanos  Foto: Mexsport

    La velocista Ana Gabriela Guevara hizo historia en Atenas 2004 pero su segundo lugar no dejó satisfechos a todos los mexicanos

    Foto: Mexsport

  7. Para Victor Estrada, la presea de bronce en Sydney 2000 tuvo un amargo sabor que después fue desapareciendo  Foto: Mexsport

    Para Victor Estrada, la presea de bronce en Sydney 2000 tuvo un amargo sabor que después fue desapareciendo

    Foto: Mexsport

  8. El joven atleta Gustavo Huet Bobadilla salió del anonimato en 1932 para darle a México su primera medalla en la era moderna del olimpismo  Foto: ARCHIVO/Terra

    El joven atleta Gustavo Huet Bobadilla salió del anonimato en 1932 para darle a México su primera medalla en la era moderna del olimpismo

    Foto: ARCHIVO/Terra

  9. Los andarines Ernesto Canto y Raul González hicieron el 1-2 para México en Los Ángeles en 1984  Foto: Getty Images

    Los andarines Ernesto Canto y Raul González hicieron el 1-2 para México en Los Ángeles en 1984

    Getty Images
    Foto: Getty Images

  10. El marchista Carlos Mercenario fue el único deportistas mexicano que obtuvo medalla en los Juegos de Barcelona 1992 a pesar de que se pronosticaban casi una decena de preseas  Foto: Mexsport

    El marchista Carlos Mercenario fue el único deportistas mexicano que obtuvo medalla en los Juegos de Barcelona 1992 a pesar de que se pronosticaban casi una decena de preseas

    Foto: Mexsport

  11. El atleta Procopio Franco tuvo que visitar cinco veces el baño en la maratón de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 por lo que terminó muy lejos de sus propias expectativas  Foto: Mexsport

    El atleta Procopio Franco tuvo que visitar cinco veces el baño en la maratón de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 por lo que terminó muy lejos de sus propias expectativas

    Foto: Mexsport

  12. El andarín Bernardo Segura trató de burlar a todos haciéndose pasar como vencedor en Sydney 2000 pero pronto saldría a la luz la verdad  Foto: Mexsport

    El andarín Bernardo Segura trató de burlar a todos haciéndose pasar como vencedor en Sydney 2000 pero pronto saldría a la luz la verdad

    Foto: Mexsport

/juegos-olimpicos/londres-2012/foto/0,,00.html

 
 
 

 
 
 
 
Últimas »
  1. El squash es candidato oficial para ser deporte olímpico en 2020
  2. El squash es candidato oficial para ser deporte olímpico en 2020
  3. Luis Melero: "El béisbol podría volver a ser olímpico en 2020"
  4. Más noticias »