inclusão de arquivo javascript

HEADER MARKUPS

Cuenta regresiva
- - ---
En Sudáfrica
-
 
 

Abreu, un penal a lo Panenka en cuartos se suma a sus locuras

03 de julio de 2010 11h33

{data}2010-07-03{/data}{hora}11:33{/hora} {data}2010-07-03{/data}{hora}13:31{/hora}

Abreu la pica y marca el quinto penal de Uruguay para ganar su partido de cuartos de final sobre Ghana.. Foto: Getty Images

Abreu la pica y marca el quinto penal de Uruguay para ganar su partido de cuartos de final sobre Ghana.
Foto: Getty Images

Sebastián ''Loco'' Abreu es un futbolista distinto por donde se mire, es el rey de los trotamundos, con 21 traspasos hasta recaer en Botafogo de Brasil, uno de los siete países en los que militó en 16 años de una carrera llena de locuras, como la del viernes.

Abreu le dio el pase a semifinales a Uruguay después de 40 años, anotando el último penal en la definición desde los doce pasos ante Ghana (4-2), tras igualar 1-1 en el Soccer City de Johannesburgo.

Pero no fue un penal más. Primero, por la importancia. Segundo, por la forma de rematar el duelo, con clase, a lo Panenka (picando la pelota), cuando todos los hinchas uruguayos por dentro pensaban "pégale fuerte al medio".

Pero no, el Loco hizo una más de las suyas, acertó y clasificó a la Celeste.

"Es una forma de ejecutar. Yo creo en esa forma y el grupo me da confianza para hacerlo. Este Mundial era un sueño que a medida que fue pasando fuimos mejorando el juego hasta quedar entre los cuatro mejores", afirmó el goleador héroe.

"No fue una locura, fue gol. Yo lo llamo clase, categoría, los que lo critican no se animarían. Si los errara, todos los entrenadores que lo critican tendrían razón, pero yo lo felicito", destacó su técnico Óscar Tabárez.

"Hay que tener carácter para hacer algo así. Es un ejemplo para varios que a veces temen tirar un penal", agregó el DT.

Primera opción de delantero en el banco de suplente para Tabárez, detrás de los intocables Diego Forlán y Luis Suárez, autores de seis goles entre ambos, Abreu es el hombre de experiencia que necesita el Maestro cuando la Celeste está en problemas.

Lo hizo al anotar el gol de la clasificación al Mundial en el repechaje ante Costa Rica en el Centenario (1-1), por ejemplo.

Aquel día, Abreu supo que su sueño de volver a jugar un Mundial se hacía realidad y esta vez lo quería gozar.

"Quiero disfrutar este Mundial, porque me arrepiento de no haber disfrutado el Mundial-2002. Tenemos un plantel humilde pero competitivo", había anticipado antes de volar a Sudáfrica.

"Esto debería ser el prólogo de una nueva historia que todavía podemos seguir escribiendo. El grupo llegó con un sueño y lo seguimos teniendo. Acá estamos hace rato en el baile y ahora hay que bailar. Entramos en la historia", dijo el ''loco'' del N.13, que para muchos es de mala suerte pero él defiende.

Pese a las lágrimas que derramó en el Soccer City, Abreu es el jugador más animado y gracioso del plantel celeste, un coleccionista de anécdotas y locuras.

Siempre recuerda con gracia que "un día me hice una entrevista a mí mismo. Jugaba al básquet y trabajaba en un períodico. Me encargaron entrevistar al mejor del partido, y como fui yo, me preguntaba y me respondía".

Era su etapa de virtuoso del deporte que empezó a destacar en básquetbol y voleibol, pero se volcó por el balompié.

Abreu ha recolectado mucha experiencia en 16 años de carrera, en los que anotó 305 goles, siendo el hombre que más consiguió de los 736 que arrancaron el Mundial, por delante de Thierry Henry.

"Me gusta llevar estadísticas para saber lo que uno hace, lo que el equipo hace, lo que el rival hace y para que el día de mañana mis hijos sepan lo que hizo su padre, porque en el fútbol la memoria se pierde y guardar las estadísticas es un gran argumento para dejar en claro quién es uno", comentaba.

Con casi veinte clubes de siete países distintos, en algunos de los cuales estuvo en dos o tres etapas, como en su querido Nacional de Montevideo, lo confirma. Argentina, España, Brasil, México, Israel, Grecia y su Uruguay natal tiene el sello del Loco.

A lo largo de ese prolongado periplo, Abreu fue construyendo un museo personal con más de 300 camisetas de grandes figuras con las que jugó o enfrentó. La del argentino Diego Maradona y el brasileño Ronaldinho son sus preferidas. Seguramente, la de ayer la conservará y pasará a la ''pole''.

AFP
AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.
 
 

Últimas »

  1. FUTBOL-DT Scolari vuelve convocar a Ronaldinho, Júlio César ante Inglaterra
  2. FUTBOL-DT Scolari vuelve convocar a Ronaldinho, Júlio César ante Inglaterra
  3. FUTBOL-DT Scolari vuelve convocar a Ronaldinho, Júlio César ante Inglaterra